Destinos / Brasil

Rio de Janeiro


Sólida infraestructura turística, hoteles, teatros, cines, museos ferias restaurantes, shoppings y hermosos monumentos respaldan las grandes cualidades para visitar esta magnfica ciudad y sus hermosas playas de Copacabana, Ipanema y Leblon.

Playas limpias, iluminadas, seguras y una ciudad con miles de posiblidades es Río de Janeiro.

Desde el Cristo Redentor hasta la conocida playa de Ipanema, Río está siempre lista para que todos los viajeros la disfruten.

*****

Denominación completa: São Sebastião do Río de Janeiro.

Es la capital del estado homónimo, la segunda ciudad más grande y poblada de Brasil después de São Paulo y también de una de las más ciudades importantes. Se la apoda A cidade maravilhosa ("la ciudad maravillosa") por su belleza. A las personas nacidas en Río de Janeiro se aplica el gentilicio de cariocas o fluminenses. Fué la capital de Brasil desde 1763 hasta 1822, mientras Brasil fué una colonia portuguesa, y luego hasta 1960 como una nación independiente, cuando la capitalidad del país se movió a Brasilia. Debido a esa concentración de poder, sus trazos arquitectónicos exhiben construcciones suntuosas e imponentes, que abrigaban a la nobleza y a las figuras importantes de aquellos tiempos. Es famosa por sus entornos naturales, por sus prestigiosas manifestaciones culturales, como el carnaval y la música, por sus tradiciones, como la fiesta de Reveillón, por sus hermosas playas, y por puntos que identifican a la ciudad: la estatua gigante de Jesús, conocida como el Cristo Redentor, situada en la cima del cerro del Corcovado; el pico Pan de Azúcar, con su teleférico; el Sambódromo, una gran avenida utilizada durante el carnaval; y el estadio de fútbol de Maracaná, uno de los más grande del mundo.

Ubicación
Al norte limita con varios municipios del Estado de Río de Janeiro. Está bañada por el Océano Atlántico al sur, por la Bahía de Guanabara al este y por la Bahía de Sepetiba al oeste. Sus fronteras marítimas son más extensas que las terrestres.

Distancias

Buenos Aires: 1992 km.
Sao Paulo: 430 km.
Brasilia: 1160 km.
Belo Horizonte: 450 km.
Curitiba: 852 km.
Porto Alegre: 1553 km.
Angra dos Reis: 151 km.
Buzios: 191 km.
Paraty: 241 km.

Como llegar

Vía Aérea: dos aeropuertos facilitan el acceso a Río.
El Aeropuerto Internacional de Río de Janeiro Antônio Carlos Jobim (del Galeão), a 20 Km. del centro, recibe vuelos de las principales ciudades de Brasil y del mundo. El Aeropuerto Santos Dumont, localizado en la Bahía de Guanabara y próximo al centro, funciona apenas para los vuelos domésticos.

Clima


Como su clima es cálido y agradable todo el tiempo, Río no depende de las estaciones del año para atraer visitantes. Durante el verano (de diciembre a marzo), el clima es cálido y húmedo. Es el período de mayores precipitaciones. Durante el invierno la temperatura desciende pero el clima continúa siendo agradable. El promedio anual de temperatura es superior a los 20º C.

Atractivos

Aterro do Flamengo (Parque Brigadeiro Eduardo Gomes).

Con sus 1.200.000 m² de área verde a orilla del mar, del Aeropuerto Santos Dumont a la Ensenada de Botafogo, el Aterro do Flamengo es el resultado de uno de los más bellos e importantes proyectos paisajísticos del artista Roberto Burle Marx. Tiene canchas para deportes, pista para bicicletas, pista de cooper y campo de aeromodelismo.

Arcos da Lapa (Aqueduto da Carioca)
Construcción de 1750, posee enormes arcadas dobles. Tiene 64 m de altura y 270 m de largo. Fué hecha para distribuir a la población las aguas de los manantiales de Río carioca, que venían de Sta. Teresa. Se transformó en símbolo del barrio de Lapa. Y desde 1896 sirve de viaducto para el Bondinho de Sta. Teresa.

Biblioteca Nacional
La mayor biblioteca de América Latina y octava del mundo posee un acervo de 15 millones de publicaciones. Inaugurado en 1910, el edificio, de estilo neoclásico, con escalinata y columnas de mármol, forma junto con el Theatro Municipal, el Museo Nacional de Bellas Artes y el Centro Cultural de la Justicia Federal un cuadrilátero de cultura en la Cinelândia.

Confitería Colombo
Es un símbolo de la opulencia de la alta sociedad carioca del final del siglo XIX y comienzo del siglo XX. Conserva el encanto de aquella época con sus espejos de cristal belga, las sillas de esterilla y los ricos entalles de madera.

Copacabana Palace
Registrado por el Patrimonio Histórico (IPHAN), fué uno de los primeros hoteles a ser construido junto al mar en la ciudad. Inaugurado en 1923, refleja la influencia cultural europea de aquella época con un estilo refinado de hospedaje. Hoy acabó transformándose en un símbolo de Río, siendo el preferido de artistas, políticos, ejecutivos y personalidades internacionales.

Cristo Redentor
De lo alto de sus 38 m. y de los 710 m. del Morro do Corcovado, el Cristo es la imagen de la fé y de la simpatía del pueblo carioca y brasileño. El monumento fué inaugurado el 12 de octubre de 1931, día de Nossa Señora da Aparecida. Ascensores y escaleras mecánicas llevan a los visitantes hasta la base de la estatua. La subida por el trencito dura cerca de 20 minutos y es hecha por el Ferrocarril del Corcovado. El acceso de automóvil fué autorizado, pero cada ocupante del vehículo tiene que pagar una pequeña tasa en el puesto de Ibama, en las Paineiras. Otra opción es estacionar en ese punto, completar el trayecto caminando unos 3 km o viajando en vans autorizadas.

Parque Nacional de la Tijuca
Es la mayor reserva natural en región urbana del país. Está situado a 20 km del centro de la ciudad. Se divide en tres núcleos: Floresta de la Tijuca, Serra da Carioca y Pedra da Gávea/Pedra Bonita. En el núcleo de la Serra da Carioca, además del Corcovado, las atracciones son los miradores Dona Marta, Vista Chinesa y Mesa do Imperador. En la Floresta de la Tijuca hay sendas, la Cascatinha do Taunay, la Capilla Mayrink, el Museo del Açude y el Açude da Solidão.

Jardín Botánico
Un verdadero santuario ecológico. Así puede ser definido el Jardín Botánico de Río de Janeiro, uno de los diez más importantes del género en el mundo. Además de abrigar las más raras especies de la flora brasileña y de otros países, es una óptima opción de recreación para niños y adultos, y un deleite para aquellos que desean contemplar la naturaleza.

Registrado por el Patrimonio Histórico y Artístico Nacional (IPHAN), por su importancia histórica, cultural, científica y paisajística. Fue también reconocido internacionalmente como un Museo Vivo en el área de la Botánica y definido por la Unesco como una de las reservas de la biosfera.

Lagoa Rodrigo de Freitas
Rodeada por los más renombrados barrios, Lagoa, Ipanema, Leblon, Gávea y Jardim Botânico, encuadrada por montañas y abrazada por el Cristo Redentor, la Lagoa Rodrigo de Freitas se transformó en punto de encuentro tanto para los cariocas como para los visitantes.

Unida al mar por el canal del Jardim de Alá, su margen abriga parques, canchas de deportes, ringue de patinaje, helipuerto, pistas para caminadas, corrida y bicicletas, pedalitos y un centro gastronómico, además de la música en vivo a partir del anochecer.

Iglesia Nossa Senhora da Candelária
Localizada en el centro financiero de la ciudad, en un área rica en espacios culturales, la Iglesia de la Candelária impresiona por su imponencia. Construida en el siglo XVIII, tiene diseño en cruz latina, revestimiento interior en mármol, fachada en piedra labrada, puertas trabajadas en bronce y toda su historia pintada en los murales en el interior.

Iglesia São Francisco das Penitências
Construida entre 1657 y 1772, es uno de los más bellos ejemplos del arte barroco en el Brasil. Exhibe varias creaciones de Francisco Xavier de Brito, artista portugués que influenció el trabajo de Aleijadinho, el más famoso artista minero de la época.

Estadio de Maracanã
Considerado por muchos amantes del fútbol el “Templo de los Dioses”, es uno de los mayores estadios del mundo. Fué construido en 1950 para ser la sede de la Copa del Mundo.

Monasterio de São Bento
Las obras de la Iglesia de Nossa Senhora de Montserrat y del Monasterio de São Bento fueron iniciadas en 1617, y un siglo después muchas reformas todavía fueron realizadas.

Hoy, considerado Monumento Mundial por la Unesco, el Monasterio impresiona por los contrastes de estilo austero de su fachada, con frontón triangular y el intricado trabajo de talla dorada del interior de su iglesia.

Museo de Arte Moderna
Inaugurado en 1958, el Museo de Arte Moderna (MAM) tiene localización privilegiada y mucha historia para contar. Abriga un acervo de cuatro mil obras.

Museo Histórico Nacional
El conjunto arquitectónico se convirtió en museo en 1922, en el Gobierno de Epitácio Pessoa, y posee un acervo de valor inestimable con 275 mil piezas, entre cuadros, armas, carruajes y muebles.

Bondinho del Pão de Açúcar
Idealizado en 1908, por el ingeniero brasilero Augusto Ferreira Ramos, e inaugurado el 27 de octubre de 1912, siendo el primer teleférico instalado en Brasil y el tercero en el mundo.

Es uno de los más importantes íconos del turismo carioca, tornándose una de las principales marcas registradas de la ciudad de Río de Janeiro.

Sitio Roberto Burle Marx
En un área verde con 3.600 m², uno de los más importantes paisajistas de nuestro tiempo, Roberto Burle Marx, dejó un legado de mucho valor para todos aquellos que luchan por la preservación de la naturaleza. Su Sitio, localizado en Guaratiba, reúne más de 3.500 especies de plantas nacionales y extranjeras, muchas en vías de extinción, sumadas a un fabuloso acervo de obras de arte, una biblioteca con más de 2.500 libros y diversas actividades culturales.

Teatro Municipal
En plena Cinelândia, el Teatro Municipal llama la atención no solo por su concepción arquitectónica así como también por la imponencia de su fachada y la belleza de su interior.

Playas

Do Flamenco: Tiene mar calmo, pero también con aguas contaminadas. El paisaje incluye barcos de la Marina de la Glória.

De Botafogo: Playa urbana, aunque muy contaminada. Proporciona linda vista del Corcovado y del Pão de Açúcar.

Copacabana: Repleta de bares, es muy buscada para beber una cerveza en el fin de tarde.

La ancha faja de arena se extiende de la Avenida Princesa Isabel hasta el fuerte de Copacabana. Aquí se celebra una de las más famosas fiestas de Reveillon del país, con espectáculos pirotécnicos y shows musicales gratuitos.

Arpoador: Queda entre el Fuerte de Copacabana y la calle Francisco Otaviano con la Avenida Vieira Souto. Es famosa por la piedra que invade el mar separando la Playa de Copacabana y del Diabo, de las playas de Ipanema y de Leblon. Es muy buscada por los practicantes de surf.

Ipanema: Es, sin duda, un famoso punto de encuentro de Río de Janeiro y una de las playas más renombradas de la ciudad. Tiene canchas de fútbol y voleibol, equipamientos de gimnasia y, en cada puesto de salvavidas, hay sanitarios y duchas.

Leblon: Playa tranquila, con buena estructura para práctica de deportes y una pista para bicicletas. Tiene 1,3 km de extensión y esta separada de Ipanema por el Jardín de Alá, canal que une la Lagoa Rodrigo de Freitas al mar.

Da Barra da Tijuca: Larga y urbanizada, tiene olas fuertes con algunos trechos peligrosos y no aconsejables para baños. Muy buscada para la práctica del surf.

Excursiones

FLORESTA
Paseo en jeep con parada en mirador de vista chinesa, donde puede ver las playas de Ipanema y Copacabana, Bahia de Guanabara y Niterói. Caminata dentro de la Floresta da Tijuca, donde normalmente son vistos monos y pájaros. El paseo se realiza en jeep. Dur: 04 hs. Salidas 09 y 14 hs.

FAVELA FLORESTA
En este paseo se puede observar la rutina de la comunidad con visita a casas y escuelas, recorrido de calles y centro comercial del barrio. Visita al galpón de la Escola de Samba Academicos da Rocinha. Continuando el paseo en la región de mata atlántica con la Floresta da Tijuca con una pequeña caminata hasta la Cascatinha. El paseo se realiza en jeep. Dur: 05 hs. Obs: para la visita en la favela son necesarias donaciones directamente a los locales visitados.

CORCOVADO FAVELA
Visita al Corcovado desde donde se pueden observar las playas de Copacabana e Ipanema, Laguna Rodrigo das Freitas y Jardin Botánico, Maracaná y la Bahia de Guanabara con el puente Rio- Niterói, Pan de Açucar y la marina da Gloria y Niterói. Luego visita a la favela da Rocinha, donde se recorren las calles, el centro comercial y el galpón de la Escola de Samba Academicos da Rocinha. El paseo se realiza en jeep. Dur: 06 hs. Obs: para la visita en la favela son necesarias donaciones directamente a los locales visitados.

FLORESTA PRAIA DE GRUMARI
En Floresta da Tijuca parada en mirador de vista chinesa donde se puede ver la playa de Ipanema y la de Copacabana, la Bahia de Guanabara y Niterói. Luego continúa el paseo hacia la playa mas alejada del centro, recorriendo toda la costa en Barra da Tijuca. El paseo se realiza en jeep. Dur: 06 hs

CORCOVADO Y T. PRAIAS-DIARIA (Los pasajeros pueden optar por realizar la excursión por la mañana en tren o por la tarde en van). Recorre el circuito atlántico: Copa, Ipanema, Leblon hasta llegar al Corcovado. Suben hasta el Cristo Redentor desde donde pueden tener una vista panorámica de Río. (exc. 100% de vistas panorámicas).

PAN DE AZUCAR CITY TOUR Medio Día-DIARIA
Subida al Pan de Azúcar por el teleférico. Paseo por el Parque de Flamengo y centro de la ciudad. Visita a la Catedral Metropolitana. Visión de los monumentos arquitectónicos de Río. Pasaje frente al Estadio Maracaná. Regreso por la Laguna Rodrigo das Freitas o viceversa.

ISLAS TROPICALES día completo con almuerzo y paseo en barco
Viaje desde el hotel hasta Itacuraça por la carretera Rio-Santos. Crucero por la Bahía de Sepatiba, baño de mar en Jaguanum. Almuerzo en Isla Itacuruça u otra. Regreso al puerto de Itacuruça y desde allá omnibus al htl. Dur. Aprox: 10 hs

PETROPOLIS
Subida de la Sierra dos Orgaos con vista panorámica. Visita la Museo Imperial, a la Catedral y puntos historicos de la ciudad. Dur aprox.: 7 hs.

Petrópolis o Ciudad de Pedro es la única ciudad imperial de Sudamérica. Se encuentra a sólo 59 kilómetros de Río de Janeiro y un coche demora aproximadamente 1.30 horas desde Río. Su origen se remonta al siglo XIX, época monárquica de Brasil, cuando el emperador Pedro II, a la sazón autoridad suprema del Brasil-colonia, ordenó la construcción de su palacio de verano en esta comarca con clima serrano. El monarca se refugiaba aquí con su familia huyendo del bravío verano de Río que suele llegar a los 40 grados Cº.

Pronto ésta olvidada aldea se transformó en las siguientes décadas en una atractiva ciudad con aires de realeza que, sin embargo, ha conservado sus valiosos atractivos naturales. La influencia portuguesa y europea del siglo XIX se evidencia en la arquitectura del lugar, y en los puntos de interés; el Museo Imperial, la Catedral, el Palacio de Cristal, la Casa de Santos Dumont, la Quitandinha, hoy un gran centro de convenciones, y el Parque Cremerie.


Programas

Ver másRef:394  desde u$s 1039.-  
Rio & Buzios
Ver másRef:948  desde u$s 1000.-  
Ceremonias a bordo
Ver másRef:120  desde u$s 300.-  
Regálate Bienestar
Ver másRef:13  desde € 30.-  
Enamórate de Río

Comentarios sobre Rio de Janeiro

Ref:742

Rio de Janeiro

Con sus playas, su bahía magnífica, y su clima estupendo, una mezcla de verano y la primavera, Río de Janeiro es una ciudad que vive en y para el sol.

Alguna pregunta sobre Rio de Janeiro?